Relajación y meditación para despertar nuestras conciencias

Puedes hacer tus comentarios desde la barra naranja que aparece al pie de cada artículo.



En una publicación anterior de este mismo blog hablaba de "las claves para un cambio de vida" , un artículo de corte psicológico que marcaba ciertas pautas de trabajo individual. Este trabajo individual se centraba, decía, en la auto-observación de sí mismos y en la meditación posterior sobre aquello que habíamos observado durante el día. Pues bien, hoy voy a continuar hablando sobre el tema y ampliándolo.

Desde el anterior post relacionado, he recibido comentarios de algunos lectores pidiendo más iformación acerca de la técnica de la auto-observación, así que vamos a empezar resumiendo los puntos más importantes:


1° - No somos uno, sino muchos. Nuestra psiquis está totalmente divida en múltiples "YO" defectos que mantienen encapsulada nuestra conciencia en su interior. Esa fragmentación de la conciencia es lo que nos hace ser (valga la redundancia) "tan inconscientes".


2° - esos múltiples "YO" son los que nos llevan a comportarnos de modo incoherente, los que nos hacen la vida tan dificil y por los que sufrimos tanto.


3° - Para dar testimonio de ésto, no basta creer o no creer, hay que experimentar en carne propia, y el principio del trabajo consiste en descubrir esos "YO" en acción de instante en instante mediante la auto-observación.


La auto-observación es una facultad natural de la psique humana que tenemos atrofiada, igual que un brazo que ha estado enyesado varias semanas. Su falta de uso a lo largo del tiempo nos dificulta  enormemente su aplicación.


 5° Con la práctica contínua de instante en instante, día a día,  se puede ir rehabilitando ese sentido atrofiado de manera que podemos llegar a descubrir "esos intrusos" que habitan en nuestra psiquis haciendo y deshaciendo a su antojo.


Cada uno de sos "YO" defectos que descubrimos, debe ser llevado posteriormente a la meditación para poderlo comprender desde sus más hondas raices.


Solo cuando hemos comprendido uno "YO" defecto en su totalidad y profundidad, puede ser eliminado.



HASTA QUÍ EL PREÁMBULO RESÚMEN DEL ANTERIOR ARTÍCULO RELACIONADO


Ahora vamos a hablar de la meditación, técnica fundamental para el progreso en el camino del cambio interior.

La meditación en sí misma, es algo que la gente desconoce. Normalmente se piensa en la meditación como una forma de pensar profundamente, de reflexionar. Pero en realidad nada más lejos de ese concepto.
La meditación es una técnica que nos conduce a un estado en el cual la mente deja de funcionar, se detiene. Este logro es enorme, para conseguirlo se necesita mucha disciplina y constancia. pero cuando se logra, la experiencia íntima es descomunal. No se puede describir con palabras la experiencia de entrar en ese vacío al cual la mente no tiene acceso. En ese vacío, aflora la conciencia. ¿Qué es la conciencia? Es una facultad superior a la mente, que puede acceder a cierto tipo de conocimiento inaccesible a la mente razonativa. ¿Por qué no aflora en nosotros la conciencia? porque nuestra mente no para, no se lo permite, la mantiene "atrapada".

En este punto considero indispensable mencionar que quien debe auto-observar, no es la mente, el pensamiento, sino la conciencia. Y puesto que aproximadamente el 97% de la misma está prisionera de la mente y sus "yoes", sólo disponemos de una pequeñísima porción de conciencia libre para iniciar el trabajo de la auto-observación. Por eso se hace tan dificil auto-observarse. Por eso vivimos identificados con nuestros "Yoes defectos", convencidos de que "ellos soy yo". Esos pequeños diablillos que controlan nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, reacciones, nuestra líbido, son intrusos en nuestro espacio psicológico interior. Pero no los vemos, creemos que somos "ellos".

¿De qué naturaleza son nuestros "YOes defectos" ? Están hechos de energía, de nuestra propia energía en sus distintas manifestaciones (energía sexual, emocional, mental, psicomotriz....) con nuestro accionar y reaccionar contínuo ante los distintos eventos de la vida vamos fabricando nuevos "YOES" y fortaleciendo los que ya tenemos, todo ello sin darnos cuenta de lo que estamos haciendo. Y así nos vamos alejando más y mas de nuestra verdadera naturaleza interior, aquella que originalmente era pura, aquella que mantenía libre nuestra conciencia y que nos convertía en seres aboslutamente diferentes a lo que somos hoy dia.

EN RESUMEN:
Tanto los "YOES" como "LA CONCIENCIA" son distintas manifestaciones de la energía dentro de nuestro espacio psicológico, pero con la diferencia que aquellos son cristalizaciones equivocadas de dicha energía que nos traen consecuencias desastrosas a nuestras vidas, mientras que LA CONCIENCIA es  energía en estado puro, capaz de conferirnos un conocimiento de tipo superior, más amplio, infinitamente más profundo y amplio que nuestros miserables "YOES"

A lo largo del trabajo sobre sí mismos, por medio de la auto-observación psicológica , vamos comprendiendo nuestros "YOES defectos" y a medida que vamos comprendiéndolos podemos ir eliminándolos.

PRECAUCIÓN: Cada vez que intenten auto-observarse, siempre habrá algún "YO de la auto-observación" que se sitúe en el lugar del observador. No se dejen engañar. Una pista"si ese supuesto observador piensa, si habla en español, no sirve, no es la conciencia quien está observando". Es un intruso de la mente. De modo que "ése que cree que observa, también debe ser observado" ¿Por quien? Pues por el único observador válido: LA CONCIENCIA. O mejor digamos, ese pequeño porcentaje de conciencia que tenemos disponible.


SOBRE LA MEDITACION:

Unos párrafos arriba hice algunos pequeños comentarios acerca de la meditación y de cómo generalmente se desconoce lo que significa meditar.
Puesto que es un proceso árduo y dificil, requiere de mucho entrenamiento. Igual que el cuerpo debe ser duramente entrenado para convertirse en un deportista de competición, la mente también deber ser duramente entrenada para conseguir convertirnos en "atletas de la meditación".

La técnica de la meditación, puesta en palabras, es sencilla:

1° Póngase el cuerpo en una posición cómoda y relajada. No hace falta adoptar postura orientales, nosotros somos occidentales. Basta una silla cómoda, o un sofá, o tumbados horizontalmente ....

2° Una vez elegida la posición que más cómoda nos resulte, comenzamos un proceso de relajación profunda que debe ser muy metódico y ordenado. Empezamos por los pies, concentrándonos en ellos, y "les ordenamos que se relajen" Con toda nuestra concentración en los pies, y con toda la voluntad de relajarlos, sentiremos como "dejamos de sentirlos". Seguidamente, y sin perder la relajación en los pies, continuamos el proceso de igual manera por las piernas, luego los muslos, las caderas, el abdomen, el pecho, la espalda, los brazos, el cuello, y la cabeza. Respirar profunda y pausadamente nos ayuda en este proceso. Unos quince minutos aproximadamente deberían  bastar para conseguir un estado de relajación física integral. Al principio nos costará más tiempo y concentración, pero poco a poco relajarnos se convertirá en un hábito natural al que accederemos rápidamente y con gran efectividad.

3° Lo primero que nos va a suceder si llegamos a ese estado de relajación, va a ser que nos asaltará el sueño. En ese punto debemos esforzarnos por  no dormirnos, ya que al dormirnos perdemos la conciencia y se acabó la práctica. En este sentido, aconsejo un posición de "sentados" mejor que "tumbados" ya que en ésta última posición es más dificil combatir el sueño.

4° Inmers@s en una total relajación del cuerpo físico dirigimos nuestra atención (nuestra conciencia) a la mente. En ausencia del cuerpo, los procesos mentales son mucho más evidentes, mucho más obvios.
Si han conseguido llegar hasta este punto, no podrán por menos que sorprenderse  del tren inacabable de pensamientos que pasan por nuestro espacio mental. Imágenes de todo tipo, voces que nos hablan e incluso nos gritan, recuerdos, fantasías,......... ¡UN CAOS !  si, amig@s, eso es nuestro espacio mental, "un caos".

¡ No intenten detener ese tren ! Es como un caballo desbocado que arroya todo a su paso. Simplemente observémos "el espectáculo". PERO HAGAMOSLO SIN ENGANCHARNOS CON NINGUNO DE ESOS PENSAMIENTOS, IMAGENES, VOCES, RECUERDOS, FANTASIAS... Dejemos que sea esa pequeña parte de conciencia libre que nos queda quien observe. Si en algún momento nos asalta algún pensamiento del tipo: "qué bien...., qué bueno,..... cómo me estoy observando,..... ¿lo estaré haciendo bien?....  ¡no puedo hacerlo!, es tan dificil.... etc etc..." tampoco se identifiquen con estos pensamientos, no permitan que se apoderen de ese pequeño porcentaje de luz que nos alumbra, de ese pequeño procentaje de conciencia que observa....esos pensamientos, que creemos ser nosotr@s, también son "YOES"  intrusos.

El caballo desbocado de la mente es muy dificil de domar, dejemos que se canse él solo de dar coces y de relinchar. Solo observemos...... observemos...... en algún momento nuestra propia mente, tan fragmentada como está, tan dañada, se dará cuenta no obstante de que está siendo observada. En ese momento, puede llegar a detenerse, puede llegar a parar el tren de los pensamientos.



Si eso sucede, aunque solo sea por un momento, usted habrá experimentado un nivel inicial del éxtasis místico, donde el espacio no existe, donde el pasado, presente y futuro se funden en un momento eterno. Y en ese momento fugaz de iluminación, brotará de nuestro interior la conciencia libre, y nos otorgará la experiencia de la verdad, de lo que siempre ha sido, es y será. Momentos como este pueden cambiar de hecho una vida. Momentos así son los que dan fuerzas para continuar en el trabajo sobre sí mismos para el despertar total de la conciencia.


8° Lamentablemente, como en nuestro interior están vivos todos esos YOES de los que hemos hablado, la princesa de nuestro cuento, LA CONCIENCIA, vuelve rápidamente a ser hecha prisionera de todos esos bandidos, es secuestrada y esquilmada su energía  como alimento de nuestra ira, de nuestro odio, de nuestra violencia, de nuestra falta de humanidad, de nuestro egoismo, retornándonos así al estado tan lamentable en el que se desenvuelve nuestra vida.

POR ESO SE HACE NECESARIO ACABAR CON TODOS ESOS "yoes" QUE EN NUESTRO ESPACIO PSICOLÓGICO CARGAMOS.

Pero la didáctica y la técnica para la disolución del YO, corresponden a otro capítulo.






.

0 comentarios:

Publicar un comentario