¡Por fin brotes verdes! ... ¡Viva la revolución del 15M!

Queridas y queridos lectores,


Tod@s aquell@s que hayáis entrado en este blog últimamente habréis podido comprobar que hacía tiempo ya que no escribía nuevas entradas. Esto era producto del hastío, del cansancio, de la indignación. Porque no es posible permanecer impasible ante la avalancha de acontecimientos que arrolla al mundo y a la gente.

A lo largo y ancho del blog he venido denunciando cosas que ya se saben, es cierto, pero que no por sabidas merecen menos tinta. Porque divulgarlas es una obligación moral, una descarga para la conciencia.

Pero lamentablemente la respuesta del público siempre era trivial, tibia, mediocre, indiferente, escéptica. Veíamos cómo el sistema nos devoraba sin oponer la más mínima resistencia, con muda resignación, hipnotizados. Pero ¡oh! ¡albricias! algún extraño fenómeno que no sé si atribuir a los astros o a las redes sociales ha sacudido al fin las conciencias primero de los más jóvenes, comos siempre, y detrás de ellos de los más maduros, que no por serlo están menos hastiados de la estafa, del engaño, de la manipulación, de la corrupción de estos delincuentes de guante blanco que dicen gobernarnos. Cientos de ellos, imputados judicialmente, tienen la poca verguenza de presentarse en las listas electorales con el consentimiento de los dirigentes de sus respectivos partidos.... Y yo que creía que España era distinta a mi amada y sufrida Latinoamérica. ¡pero no! el egoismo y la corrupción llegan por igual a todos los rincones, como un cáncer que hay que amputar prematuramente para evitar su metástasis por todo el tejido social.

Si bien este blog es leido a ambos lados del Atlántico, en esta ocasión permitanme queridos lectores congratularme por esta tierna y espontánea revolución ciudadana que sin convocatoria de partido político alguno (no como algunos derechistas nos quieren hacer creer) ha nacido en el corazón de España para crecer y extenderse por los cuatro puntos cardinales invadiéndolo todo con el dulce aroma de la rebelión. Rebelión justa, rebelión anhelada, rebelión pacífica, rebelión poderosa.

Ánimo a tod@s l@s valientes que, llueve o truene, haga frío o calor, embistan los toros uniformados ó no, salen a la calle para mostrarle al mundo entero que con el pueblo no se juega, que sin el pueblo no son nada, que todos ellos al fin y al cabo también forman parte del pueblo y que éste, soberano, puede acabar con su supremacía de la forma más elegante y eficaz: en las urnas.

Qué orgullo siento por este tierno brote revolucionario que ha nacido en la ciudad en la que yo nací. Y qué pena siento por estar a tantos miles de Km. de distancia desde donde lo único que puedo hacer es escribir ésto con lágrimas en los ojos. Lágrimas por toda la generación perdida, sin presente ni futuro, por los millones de desempleados desesperanzados, por tantas y tantas familias que no llegan ni al día 15 de cada mes mientras otros siguen percibiendo sueldos millonarios, mientras los bancos son saneados con fortunas provenientes del sudor de todas nuestras frentes a pesar de haber sido ellos la causa de la debacle, mientras los terroríficos poderes en la sombra cierran su tenaza en torno a las ciudadanías de los países preparando ya el siguiente paso de la crisis, maquiavélicamente calculada para someternos a todos a su yugo esclavizante y esterminador, mientras nos llevan a guerras irónicamente legales con pretestos absurdos.

Un nuevo sol acaba de aparecer en el Oriente Social. Alimentemos este nuevo amanecer, colaboremos en su expansión, animemos su llama, no escuchemos a los políticos, que no son más que débiles títeres de los verdaderamente poderosos en la sombra. Ojalá que con la ayuda de todos, este nuevo movimiento social se extienda por toda España y más allá de sus fronteras, ya que ningún organismo internacional ha sido capaz de marcar nuevos rumbos, nuevas normas, nuevas leyes que frenen a los malditos, porque todos esos organismos ya están controlados por ellos mismos.

Mayo, el mes de las revoluciones por excelencia, nos saluda. Otorgémosle nuestra hospitalidad


¡¡ VIVA LA REVOLUCION DEL 15-M !!