La verdad sobre la Industria farmacéutica

3 comentarios:

  1. La información entregada por la mujer en el video me parece muy coherente, sin embargo, soy algo optimista y considero la posibilidad de que aquella información no sea tan categórica en lo que se refiere al impacto que genera realmente en la población. Quiero decir que espero en el fondo de mi corazón que el engaño no sea tan aberrante como me sugieren algunos de mis razonamientos. Sería absurdo tantas medidas de seguridad en la producción de estos medicamentos aparentemente inútiles.
    En mi caso, soy afortunada de nunca haber dependido de ninguno, y de los recuerdos que tengo con medicamentos puedo ser muy optimista y decir que sí me ayudaron y de forma permanente.

    El hecho de que existan empresarios y grandes marcas afanados en amansar fortunas cada vez mayores no apunta a que seamos parte de un engaño de escala universal que involucre todos y cada uno de nuestros servicios, eso me huele a paranoia: "The Truman Show".
    ¿No creen que a esta acusación le falta el dato patente de que las expectativas de vida son cada vez son mayores? ¿Gracias a qué? ¿Los virus decidieron dejarnos? Ah, ¡Las vacunas! Y los medicamentos.

    Personalmente puedo concluir que como se da en la mayoría de los mercados sí existe competencia y avaricia en la industria farmacéutica. Pero que eso no representa un fraude. Y lo digo en defensa de la química. Como buena química, es mi deber.
    Es todo lo que puedo decir por ahora, porque tengo sueño. Está interesante el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola amiga, gracias por tu extenso comentario y por enriquecer este blog

      Eliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=wauZNwcr8fg

    Aquí os dejo otro caso de fraude farmacéutico,en esta ocasión a sido investigado y con pruebas feacientes sino que se lo digan al pobre hombre que le han fastidiado la vida y espero que a nadie se le ocurra decirme que esto le podría haber pasado igualmente sin tomarlas porque me parece que las pruebas son mas que concluyentes y ni hablemos del caso del chico que le crecieron pechos... una barbaridad.

    Y lo más triste es que este medicamento se sigue vendiendo como si nada y dejadme dudar que se hayan gastado un duro en mejorarlo.

    Estos humanos sin escrúpulos son los que tendrían que tomarse estos medicamentos de por vida, aunque para su codicia si que no hay cura posible.Cruda realidad.

    ResponderEliminar